En días anteriores que los invasores llegasen. Tuvimos payasos. No payasos como los de ahora, con narices rojas redondas y trajes embolsados. Nuestros payasos llevaron puestas toda clase de cosas. Ellos se pusieron todo aquello que sentían que debían usar. Y no salían solamente de vez en cuando para comportarse como tontos y hacer reír a las personas, nuestros payasos estaban con nosotros todo el tiempo, eran tan importantes para el pueblo como lo eran el jefe, el chamán, los bailarines, o los poetas.




Volver pagina anterior

No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.